fbpx

Mensaje optimismo de Franca Borrelli Cardona

Siempre he creído en la magia de los sucesos, como algo que llega como una bendición y otras como una lección.

Y nos resulte evidente o no, el universo que se desenvuelve como debe, siguiendo sus propias leyes, tiene su forma de devolver el equilibrio alterado. En esta ocasión estamos pagando un precio muy alto a causa de un virus.

Ahora tenemos que estar quietos en casa, día tras día teniendo que volver a ser familia, a utilizar nuestro tiempo sin un fin específico y nos han arrebatado el contacto real y la verdadera proximidad.

Ahora es cuando devolvemos el valor a un paseo por el parque, a los abrazos, a los besos, a las celebraciones familiares, a las reuniones con amigos, a un verano en la playa, a un amanecer, a una puesta de sol…a la visita a los nietos… Ahora es cuando evidenciamos, de un mazazo, la fragilidad de la vida, que todo lo que tenemos puede perderse en cualquier momento, que no somos perdurables ni imprescindibles.

Pero también es cierto que ante los conflictos y pesares siempre hay un rayo de luz y de esperanza que nos impulsa a valorar lo más preciado que tenemos, ¡el regalo de la vida! , demos gracias por ello con humildad y amor porque los momentos más difíciles encierran el gran propósito del reencuentro con la esencia de la vida.

Continuemos viviendo con amor, entrega y pasión. Cultivemos cada día los valores de la solidaridad y la empatía,   sigamos unidos como siempre lo hemos hecho… dando lo mejor de nosotros mismos, caminando al compás del amor de Dios y la voz de nuestra conciencia.

Deja un comentario